Estoy enganchada al Reality "MasterChef"



Pues sí, lo confieso y me doy golpes de pecho, porque estoy enganchada a un Reality, yo que los critico a morir, no he podido rendirme a la seducción que me provoca MasterChef, ese programa de la primera, que nos muestra a unas personas, que quieren ser lo mejor de lo mejor en la cocina y que presenta Eva González, habitual presentadora de Realitys de Telecinco, que se ve, que desde sale con Cayetano Rivera, ha decidido dejar la telebasura, para pasarse a una cadena más seria y sobre todo sin anuncios.




Me encanta, porque en esa convivencia, de catorce personas, no importa si se llevan a bien o mal, si se insultan, si se quieren, si se odian o son unos guarretes que se tiran pedos o eructan en la cara de sus colegas, tampoco importa si tienen sexo o no, debajo de un edredón, de hecho no se sabe ni si tienen edredón o como son las habitaciones donde cocinan, tampoco hay que votarlos para que se mantengan en el concurso, ya que se expulsan ellos solitos, con lo que cocinen. No hay una gran gala, donde una presentadora, a la que se le va la cabeza de vez en cuando y que se cree Dios, con el poder de humillar o no, según les caiga el concursante de turno.

 Tampoco importa si el aspirante a MasterChef, en su vida privada, ha sido un ángel o un demonio. Sólo importa que demuestre en la gala, de los miércoles (ahora creo la pasan al martes), que su plato es merecedor de asegurar su permanencia en el concurso, demostrando su saber, imaginación y esfuerzo, para presentar unos platos, bien cocinados, bonitos, originales y muy bien presentados.


Los concursantes, optan a un premio de 100.000€ y a que les publiquen un libro de recetas,además, el segundo y tercer clasificado obtendrán becas de la Escuela de Alta Cocina Cordon Bleu para obtener un Diploma de Cocina y un Certificado en Fundamentos de Cocina Española, respectivamente., además cada eliminado se puede llevar todos los electrodomésticos (Bosch, creo que son), que utilizan en su estancia además de tener la compra mensual, en el supermercado del Corte Inglés hasta fin de año, algo muy útil y provechoso, no como en otros que luego tienen que ir a que les saquen los colores en un plató o a menear el culo haciendo bolos, enseñando tetas en Interviú y eso si se encuentran entre los más famosuelos.

 Por supuesto, que el programa ha causado polémica, entre los aspirantes a concursantes, diciendo que el casting ha sido un tongo, que los trataron mal, que no les dieron de comer, que pasaron hambre y frio, etc. No lo sé, pues ni fui al casting, ni me enteré de él, ni tenía bola que rascar, sólo lo que leí en 20 Minutos y que podéis leer si os interesa.

 

 Polémicas aparte, me quedo con lo que veo, que me divierte, me entretiene y me enseña algunas cosas, que siempre vienen bien para la cocina diaria, aunque una es cocina simple , casera, con productos frescos, eso sí, porque en mi casa los precocinados son como un castigo, por haberse portado mal.

 Me divierte ver los retos a los que someten a los concursantes, como darle de comer a 150 militares hambrientos, después de unas maniobras, que aunque tarde, comer comieron o a los 80 invitados de una boda, que casi se quedan sin comer, ya que tienen que improvisar una comida, con los ingredientes que les proporcionan, por cierto de la máxima calidad, y en un tiempo determinado.


En cuanto al jurado, formado por tres profesionales, Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera que se ganan la vida entre fogones, no conocía a ninguno, ya que a mí me sacan del Arguiñano, su hermana, que por cierto ha sufrido un infarto y a la que deseo se recupere pronto, y ahí se terminan mis conocimientos de cocineros famosos, lo que realmente se me da bien es comer, me encanta comer, pero cositas sencillas sobre todo de cuchara, y que tenga nombres corrientes, como fabada, cocido, potaje, patatas fritas, huevos, que yo sepa lo que como, sin embargo me parece muy bonitos y vistosos esos platos innombrables y que alguna vez que los he probado, me han dejado con hambre, aunque he de reconocer que estaban ricos.

 Vamos, que este Reality es una realidad, hubiese habido tongo o no en el casting, donde la gente parte de por el premio, va para labrarse un futuro y conseguir su sueño, que es ser el mejor cocinero del mundo, o al menos intentarlo, demuestran que no les interesa el mundo de la tele, no están preocupados de si tienen que estar guapos ante cámara o no, de ser ellos mismos las 24 horas, sólo tienen que preocuparse que, ante unos fogones, pueden llegar a ser son unos “MasterChef”.

 Hoy os recomiendo visitar a “Pedro H.R. y su Blog el Perro Verde”. ¡No olvidéis visitarlo! 

 ¡Deja en paz a la abuela! es el post, que te resultará divertido leer, en Ábaco de Colores 


Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

12 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria