Chicas, si no practicáis el "Cupping" y el "Tittooing, no sois "modelnas"






Pues sí, si queréis ser de lo más "modelnas" y “fashion”, tenéis que practicar el “Cupping” y el “Titooing”, como hacen famosas como Jennifer Aniston o la “archisupermegapija” por excelencia, Victoria Beckham, que se han apuntado a la moda del primero, porque ya se sabe que estás dos mujeres marcan tendencia y como se ve que se aburren, se apuntan a lo que sea y nosotras, que queremos ser divinas de la muerte (yo no, porque ya lo soy, jajajjaa), pues le copiamos todo y encima, seguro que lo hacemos mucho mejor.


 El Cupping, es un versión moderna, de una práctica de la medicina china, que se hacía con ventosas, para mejorar el bienestar de las personas, solamente, que ahora ya no se usan ventosas, que eso es muy anticuado, se hace con una especie de tazas o vasos muy calientes, que se oprimen sobre el cuerpo succionando el tejido, y que cuando te los quitan, te quedan unos redondeles muy marcados y amoratados, que son totalmente antiestéticos, sobre todo si te pones escotes, para ir a una fiesta o evento, y todo el mundo sabe de dónde vienes y que es lo que haces, por mucho que lo quieras tapar con maquillaje.


Cuentan, que esta técnica, aparte de mejorar la circulación sanguínea, también mejoran los dolores musculares, la depresión y la celulitis..... ¿La celulitis? Uys vamos que ya estoy metiendo mis vasos de la nocilla, en el microondas y poniéndomelos por todo el cuerpo, para lucir un cuerpo 10 o 20, que supongo eso dependerá de lo extensa que sea la cristalería o la celulitis, también a provecharé para darle las gracias a Gwyneth Paltrow, que fue la primera, allá por el año 2004, en poner de moda esta técnica ,que tuvo su aquel, pero no cuajó demasiado, ahora entre la Beckham y la Aniston la han puesto, de nuevo, de rabiosa actualidad, así que no sería de extrañar que con vistas al verano, veamos muchos cuerpos llenos de feos “róales”.


La segunda técnica el “Tittooing”, que tiene su “enjundia”, nos llega desde Liverpool, porque ya no es suficiente, con liposucciones, liftings,blefaroplastias,mamoplastias, abdominoplastias, papiroflexia (Uys se me ha ido la olla, esto es arte en papel, pero todo se andará) y todas las plastias que se os ocurran, ahora a todo esto hay que añadir esta nueva técnica, que consiste en tatuarse los pezones, para cambiarles el color, si no te gusta el que tienen, o para definirlos, si crees que no destacan demasiado.

 Esta técnica, se usaba con fines terapéuticos, después de una mastectomía o alguna enfermedad mamaria, para que los dos pezones tuvieran el mismo aspecto, y así mitigar la diferencia, sobre todo después de una reconstrucción mamaria, pero ahora lo han visto, como otra forma de hacer caja, y por el módico precio de 1200€ , el tatuado dura unas dos horas, se hace con anestesia local, ya que duele mucho y dura entre año y año y medio, cosa que por otro lado tiene su ventaja, ya que si no te gusta el color, te lo puedes cambiar.

 En fin, que ya dijo alguien alguna vez, y con mucho acierto, “para presumir hay que sufrir”, y yo digo, creo que también con mucho acierto “que sufra otra”.

 Hoy os recomiendo visitar a “Riki y su Blog Yacoriki”. ¡No olvides visitarlo!

Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

18 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria