Katie Holmes no quiere a su suegra en casa


Dice la sabiduría popular que "el casado casa quiere", y es de lo que se acaba de dar cuenta Katie Holmes, después de unos cuantos años casada con Tom Cruise, ¿un poco lenta pensando, a que sí?, que ya está hasta el mismísimo moño de tener que compartir su hogar con toda la parentela de Tom y quiere que su casa sea un hogar para ellos y sus hijos, sin interferencias y menos las de su suegra, que se ha apropiado de la casa y campa por ella como dueña y señora absoluta.

El reinado de Mary Lee Cruise, la madre de Tom, comenzó cuando este se divorció de Nicole Kidman, que se trasladó a vivir con él para que no se sintiera solo y echarle una mano con los niños, que el y Nicole habían adoptado, ya que se la noche a la mañana se había convertido en padre soltero.

Mientras Tom y Nicole vivían juntos, la hermana de él, iba todos los días a darle clases a los niños, así que al separarse, Tom pensó que lo mejor es que ella se trasladase también allí junto con sus tres hijos y aquello se convirtió en una familia numerosa en un plis plás, donde empezaron a convivir, madre, padre, hermanos, hijos, tíos, sobrinos, primos, abuela, nietos ¡vaya lío!

Cuando Katie se fue a vivir allí, se encontró que aquello era "el camarote de los hermanos Marx", con tanta circulando por la casa, sin contar el personal de servicio, pero la chica no dijo nada y se adaptó a la situación de aquella comuna parental, a la que su llegada añadía más parentesco, nuera, suegra, cuñada, madrastra, solo faltaban Blancanieves y los siete enanitos por si eran pocos.

Pero la población de la mansión aumentó con la llegada de Suri (a la que nunca vemos con sus hermanos), y Katie empezó a replantearse el tema, ya que tiene en proyecto ser madre de nuevo y le estorba todo el mundo, sobre todo la suegra a la que no soporta y en un acto de buena voluntad quiere regarle un billete solo de ida y facturar a su cuñada y sobrinos con ella para que Mary Lee no se sienta sola ¡Que buen corazón!

Decidida a que su casa no parezca una manifestaron del 1º de mayo, quiere que se vayan todos a sus casas y cuanto más lejos mejor y si quieren venir a visitarlos que vengan, pero siempre avisando y nunca quedándose a dormir, así se lo ha planteado a Tom, que ahora está en una encrucijada, peor que las de "Sus Misiones Imposibles", la de complacer a su mujer y poner de patitas en la calle a los "okupas familiares" o darle un disgusto (que podría acabar en divorcio) y seguir manteniendo el espíritu de comuna parasitaria, al que no supo ponerle freno en su momento.

Lo que yo no me explico, es que si a Katie le molesta tanto la situación ¿por qué la acepto cuando se fue a vivir con Tom, si ya existía?

Ahora entiendo porque nuestra Penélope Cruz salió corriendo de la vida de Tom, aunque si fue por culpa de la suegra, no sé si habrá hecho buen cambio porque la mamá de Bardem "telita marinera".

6 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria