Cofirmado: "Justin Bieber es un impresentable"



Tuve un tiempo que, una de mis habituales, por sus desmanes era Lindsay Lohan, pero las andanzas de esta chica, por otra parte un poco olvidada, ahora un pelín reformada, quedan atrás, al lado de las del tontarra, de Justin Bieber, que como no podía ser de otra forma, ha vuelto a dar la nota en Australia, en concreto en Perth, por donde anda meneando el culo y paseando su cerebro sujeto por un gorra, al son que le toca su egocentrismo, tan rayano en el paroxismo, que un día de estos, se va a meter consigo mismo, si no es noticia por algo.


 La última, ha sido los insultos que le dirigió a una fan, en la piscina del hotel, Hyatt Regency, resulta que el bandarra, estaba rodeado, por un grupo de fans y de repente se fijó en una chica, según cuenta Helen Robinett, testigo y huésped del hotel.

 Esta chica, muy guapa, morena, con el pelo largo y con una talla 42, aproximadamente, llamó la atención, de Justin, que le pregunto: -¿Eres hawaiana? A lo que la chica, le contesto: -¡No! Y él sin cortarse un pelo, le espetó “Pues pareces una ballena varada” y necesitas perder la barriga, a lo que la chica, estupefacta, le preguntó ¿Hablas en serio?, y tan en serio, contestó él, tanto, que creo debes de ir al programa “The Biggest Loser” (un Reality televisivo, para personas obesas, y que gana el que más kilos pierde) y se fue tan tranquilo, mientras la chica, se iba llorando, consolada por sus amigas, que para eso están als amigas.


Ya ves tú, quien fue a hablar, que no destaca ni por tener un cuerpazo, que te cagas, ni ser alto (1,70, vamos en la media), ni por su musculatura, más parece un arenque (pido perdón a los arenques) que un atún fibroso, ni por su belleza, ya que hay jóvenes, famosos y no famosos, que le dan mil vueltas, y tampoco es que cante como los ángeles, ni sea un dechado de virtudes, vamos que le encaja perfectamente el dicho de “le dijo la sartén al cazo”.

 La chica, después del sofoco inicial, se recompuso enseguida, y comentó que estaba bien y que como fan, que era de Justin, se le había caído un ídolo. Bueno bonita, tú sigue tan mona, y con tan buen cuerpo, como cuentan los testigos, pero lo mejor que puedes hacer “Es cambiar de ídolo y si quieres tener uno, cómprate uno de esos decorativos, que nunca te defraudarán y además quedan muy monos en una estantería del salón”.

 ¡No te bañes en el pozo sin fondo, es mortal!, es el consejo que te da el post de Ábaco de Colores y que debes tener en cuenta, si visitas el Pozo de Jacob.

Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

7 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria