A Justin Bieber le quitan el mono y se hace tatuador ilegal






Son las cositas de la vida de los famosos y muchirricos, que cuando cumples años, no se conforman con una tarta, una hamburguesa en el MacDonal’s, con los amigos y los regalos normalitos, ellos tienen que ser exclusivísimos y dar la nota, para ser más que otros colegas del famoseo y la pela fácil, como le ha pasado a Justin Bieber, en su pasado cumpleaños, hace un mes, le regalaron un Mono Capuchino, de tan sólo 14 semanas, para que le haga compañía, le rasque la cabeza o incluso le quite los piojos, en caso de tenerlos.


 Justin, lo bautizó con el nombre de Mally y decidió que lo acompañaría a todos los sitios, como la más preciada de sus mascotas, pero no contaba con las autoridades alemanas, esas que dirige la Señora Merkel, que buena es ella para dejar pasar una, si no, no hay más que verla con el tema de Euro, pero esto es otro tema, que cuando el cantante puso pie en el país le requisaron el mono, porque carecía de la documentación veterinaria adecuada, así que ahora Mally, al que parece darle igual todo, mientras lo tengan alimentado y calentito, vive feliz y contento en un hogar de acogida de animales en Múnich, en espera de que se decida su futuro, ya que su corta vida está llena de experiencias, incluso la de ser un ilegal.


Superado el trauma del mono, que tampoco pare haberle afectado mucho, Justin. ha decidido pasar el tiempo, libre, con otro de sus aficiones, los tatuajes, de los que tiene varios, y además, no necesitan papeles ni veterinarios ni de otros, para entrar en cualquier país, pero como jovenzuelo que lo tiene todo y se aburre de todo, al momento, ha decidido que tatuarse, es muy mono y queda bonito, pero que más chuli es hacerlos, que estar del otro lado de la aguja es menos doloroso, y ha estado tonteando con este mundillo, tanto le gusta tatuar, que el prestigioso tatuador Bang Bang, fue su conejillo de indias. Justin, le tatuó un Mickey, a pelo, sin boceto ni nada, así a pelo, un poco chuchurrio, según palabras de Bang Bang, e infantiloide según servidora, y la palabra, preferida del artista y su fans, “swaggy”, algo así como “mucho rollo”.

 Como suele pasar en estos eventos famoseriles, se colgó “el notición” en Twitter y Twitter lo lee hasta aquellos, a los que no les gusta leer, y entre esos lectores estaba algún funcionario del Departamento de Salud de Nueva York, que se ve no tenía otra cosa que hacer o iba a la caza y captura, de fondos para las arcas estatales, que ha tachado de ilegal la actividad tatuadora de Justin, ya que no tiene licencia para ejercerla, con lo cual podría ser multado, con aproximadamente 2000€ de multa.

 Pues ná, ni criador de monos, ni tatuador, por algo la sabiduría popular, suele decir “Zapatero a tus zapatos”

 Hoy os recomiendo visitar “El Blog Las Salsas de la Vida”. ¡No olvidéis visitarlo!

 No te pierdas en Ábaco de Colores, “Una muerte injusta e innecesaria”, un post que no te dejara indiferentes, sobre todo a aquellos que aman a los animales.

Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

23 comments

  1. Anónimo

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria