La mala faena de Ortega Cano





En el fondo, soy una sentimental y me dan penita muchas cosas, entre ellas el “sufrimiento, acoso y linchamiento mediático” que está sufriendo, según él, Ortega Cano, nacido en San Antón (Cartagena), que por cierto es mi barrio y que un día emigró a los Madriles y se hizo un huequecito, en el mundo del toreo, llevando una vida más o menos tranquila, hasta que se cruzó en su vida Roció Jurado y su vida se convirtió en un vaivén de dimes y diretes, de que si, de que no y de si te he visto no me acuerdo.


 Y me da penita, porque el pobrecico, dice que “solo se mojó los labios” con una copita de cava y yo lo creo, ¡por estas que lo creo!, porque seguro que él lo hizo, para quitarse el sabor de los chorrocientos cubatas, que presuntamente se tomó, antes de coger el arma de matar, (tachar) el coche y lanzarse a la carretera, porque no es fino y elegante ir oliendo por ahí a Coca-Cola, que él no lo tomó, no por Dios, él sólo se le pone “un pelín” de Whisky a la Coca-Cola, para rebajar la cafeína y no le dañe el sistema nervioso y lo altere, que la gente es muy mala y si lo ven nervioso o tambaleándose, enseguida van a decir:

 -Mira, ahí va el torero, todo puesto de Coca-Cola, que vergüenza.


Espero que tu soberbia de torero, esa que te permitió decir que el accidente, fue el peor toro con él que tuviste que lidiar, se te venga abajo, por esta mala faena, hablando taurinamente como tú, cuando te condenen, porque espero que lo hagan y sepas lo que es para unos hijos crecer sin su padre, como le va a pasar al tuyo, recién nacido, del que te vas a perder su primeros años, pero que va a tener mucha más suerte que los hijos de Carlos Parra, porque al contrario que el tuyo, que te verá cuando salgas de la cárcel, ellos al suyo no lo verán jamás, gracias a tú.

 A mí, no me gustan los toros, ya que no tengo el mismo gusto que las vacas, pero es que ahora oyéndote, ya no me gustan ni los toreros y menos los que se gastan esa chulería, que desprecia la vida de un ser humano, comparándola con “el peor toro, que ha lidiado”, y espero de todo corazón que tu próximo paseíllo sea hasta el furgón que te lleve a la cárcel, aunque la Justicia, en este puñetero país, a veces es de lo más incomprensible.

 Hoy os recomiendo visitar a “Zeby de Sevilla y su Blog Philanthropic Imagination”. ¡No olvidéis visitarlo! 


  Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

9 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria