¿Por qué siempre me toca a mí?



Hoy no hay post de famosos ni faranduleros, porque he decidido, que voy a escribir sobre mi y sobre un pensamiento, que me ha venido a la mente y que me ha impedido dormir la siesta.

Tal vez os preguntéis ¿por qué hablo de mí?, pues sencillo, por tres motivos, a saber, el primero porque soy muy famosa, en mi casa, sobre todo a la hora de comer, segundo porque, que yo sepa, no hay otra portera en Internet, llamada Nela, tan famosa como servidora y la tercera y más importante, porque el blog es mío y decido quien es el famoso de turno, y esa, hoy, soy yo.

Pues como os decía, estaba a puntito de quedarme dormida, cuando me vino a la mente una duda horrible ¿Por qué siempre me toca a mí, ser el tanto por ciento restante? Ya sé que leído así, parece una incongruencia, de una mente calenturienta, pero me explico, porque sé que muchas, estarán de mi situación, y me entenderéis, con algunos ejemplos prácticos.


Se acerca el verano, y empiezan a anunciar, esas cremas maravillosas, anticelulíticas, que te dejan con el cuerpo como él de una modelo. Vas te la compras, sigues las instrucciones, al pie de la letra y cuando terminas el tratamiento, ahí sigue la celulitis, aunque con mucho mejor aspecto, es decir se ve más, por el cuidado recibido. Te cabreas y piensas que es un timo, y coges las instrucciones de uso, y ves que pone (ya lo ponía antes de empezar el tratamiento) producto testado en 100 mujeres, con una eficacia probada del 85%,¡Ains yo soy el 15% restante!


Te miras al espejo, y ves que tu cara, tiene arruguitas, y digo arruguitas por ser generosa, algo de flacidez (en el algo soy muy generosa) y te acuerdas de esa crema maravillosas, con la que te bombardean en la televisión y que en, menos de lo que canta un gallo, te quita 10 años de encima, y sales zumbando a comprarla para no perder ni un minuto de rejuvenecimiento. Te la pones y ¿qué pasa? que las arrugas y la flacidez siguen ahí, eso sí, más luminosas e hidratadas, y lo de antes, coges las instrucciones y se repite la historia, producto testado en 100 mujeres, con una eficacia probada del 90%...yo soy el 10% restante, ya me he quedado más cerca, pero más decepcionada, porque una no es tan ingenua y crédula como parece, y sabe perfectamente que 10 años no me va a quitar, pero ¡joder al menos 10 minutos, tan solo 10 minutos!.


Ves un anuncio de esos perfumes, donde te lo pones, y lo menos que sucede, es una noche de pasión loca, con un tío tan cachas, que se rompe de lo bueno que está, la primera decepción la tienes al llegar a la perfumería: “En el precio, que suele sr carísimo, no va incluido el tío cachas”, aunque ya me lo temía, pero la segunda viene después, cuando te la echas y tú churri te dice ¿Nena, te has confundido y te has echado el Fly de las moscas?....en ese momento si las miradas matasen, serías soltera, de nuevo y aquí, aunque no viene con instrucciones, sabes perfectamente que si las hubiera, diría:

“Producto testado en 100 mujeres, con una eficacia probada del 99,99%... yo soy el 00,01 restante”... ¿por qué siempre me toca a mí?


Así que renuncias, a la siesta, te levantas y te sientas ante el ordenador a escribir un post chorra, como este, que al menos aquí soy, la autora, del 100% y sabiendo, a ciencia cierta, que tu vida va a estar marcada, por esa lacra de ser “el tanto por ciento restante, para toda tu vida”.

Hoy os recomiendo visitar a “Darks Shella y su Blog No me llega a fin de mes... Decidido me hago chica Avón”, su título lo dice todo

“Los perros también lloran”. Toda una lección de amistad, que podrás ver en Ábaco de colores

Nota de Nela: La foto de la rosa de la cabecera, me pertenece, lo digo por si alguien quiere usarla, lo puede hacer sin problemas.


Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS
Directora gerente de hogar Pato carpintero

31 comments

  1. despe

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria