Da asquito ver a Amy Winehouse



Cuando alguien como Amy Winehouse cuya vida, ha sido drogas, por la mañana, al mediodía y por la noche, poniendo en peligro su vida y su futuro profesional, de repente vuelve al buen camino, es para alegrarse.

Pero lo que ya no es para alegrarse, es esa sempiterna sensación de dejadez en su aspecto personal, que produce rechazo, ya que parece una guarra total, guarra de no lavarse, no nos vayamos por otros derroteros.


No ha dudado en pasearse, de esta guisa, por el hotel de lujo, 800€ la noche, brasileño donde se aloja, dando la impresión de necesitar una ducha urgente y que acercarse a ella, puede no ser agradable para el olfato, cosa que seguramente no es cierta, pero que a la vista de su desaliño, es lo que parece.

También es verdad, que ella es muy suya y tiene una peculiar forma de ir por la vida, pero alguien debería explicarle que existen "las tallas" y que cuando uno engorda, al igual que cuando adelgaza, la ropa no tiene esa virtud o defecto y hay que cambiarla, porque Amy, no ha cambiado de vestuario, ni de talla, y así va que parece que le ha prestado la ropa, su prima la pequeña.


En fin, que si lo pensamos fríamente, más vale verla con esa pinta de que parece esté peleada con el agua, como ha sido siempre habitual en ella, a verla pasada de drogas, en esa época en que "esnifaba hasta las rayas de los pasos de peatones".

Hoy os recomiendo el Blog de Príncipe Tito. ¡No olvidéis visitarlo!

"El cazador cazado", es el nuevo post de Ábaco de Colores, que seguro te gustará

Abaco de colores

MIS OTROS BLOGS

Directora gerente de hogar Pato carpintero

23 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria