Victoria Beckham y sus lacayos


No se, al menos yo no lo se, si "la estupidez" es un rasgo genético, pero en el ADN de Victoria Beckham existe, porque para tener un nivel tan elevado hay que nacer con ella, porque ni practicando día y noche se adquiere.

La semana pasada Victoria se fue a Nueva York de compras, porque si eres famosa, rica y tonta, si no compras allí no existes, acompañada de su lesionado marido, que iba tras ella cual perrillo faldero "cojo".

Pues bien nada más llegar a la ciudad contrató el servicio de varios porteadores mozos de equipaje, para que la ayudaran con las bolsas de las compras, no fuera que a ella se le descompusiera el gesto de me he tragado un palo, y en el colmo de la estupidez que hablábamos antes, uno de ellos, estaba dedicado exclusivamente a llevarle el bolso,que la cartera con el dinero, las tarjetas y el talonario ya lo llevaba ella en la mano, como si de un lacayo real se tratase, ya que el privilegio de que alguien te lleve el bolso pertenece a la realeza. ¿Estaremos ante otra " princesa del pueblo" a la americana?

Se ve que tanto comprar le abrió el apetito, así que fue a comprar comida a un supermercado, nuevamente acompañada por uno de sus lacayos, para que sujetara la cesta del súper y metiera en la misma, los productos que ella seleccionaba a dedo, sin tocarlos no se le rompiera una uñita.


A mí, sin querer pecar de exagerada, esto me parece un puro acto de soberbia, no me extraña que los asistentes personales se le larguen, ya que tienen que estar hasta el moño de ser el mozo de carga de" la archisupermegapija".

Hoy patrocina este post "Joan Montané y su Blog No se lo digas a nadie" ¡No olvides visitarlo!

4 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria