Una nueva profesión: Público de programas de televisón


¡Lo que agudiza el ingenio la crisis!, ahora se puede trabajar de "público profesional" en la tele, da igual que sea en un programa de contar miserias ajenas o propias, concurso, reality, debate, etc., Etc., sin publico sería como un jardín sin flores, ya que sin "el ambiente que da el público" el programa sería "caca de la vaca" y la audiencia "cero patatero".

A ese necesario e imprescindible público , se le paga de 18 a 25 € por programa, que suele durar de 1 a 5 horas, que siempre se acercan más a las 5 que a la 1 (así que calcula a lo que sale la hora), eso si con tu botellita de agua y bocata, incluido, para que no te vayas a desmayar en directo y le arruines el protagonismo a "las estrellas del momento".

Estos profesionales del "aquí se hace lo que el regidor diga", aparte de ganarse unos eurillos, pueden disfrutar de sus "ídolos”, él que los tenga y si no también, y sus maravillosas historias, en este pos ligeramente adornadas por mi imaginación, pero no por ello muy alejadas de la realidad.

"Vengo a decirle a mi novia, Esa que conocí por Internet, hace una semana y que nunca he visto, que me quiero casar con ella y si me dice que no me cortaré las venas, en directo, con el cable del teléfono inalámbrico".

"Mi pareja, a la que conozco hace un mes, y llevo viviendo con ella desde hace 29 días, me engaña con el sobrino de la portera del edificio de al lado y quiero que me lo reconozca en público, para que mis amigas me crean y de paso vean lo mona que salgo en la tele".

"Quiero que mi madre me reconozca, porque el día que nací me abandonó, como era tan feo en vez de darle la enhorabuena le dieron el pésame, sigo siendo su hijo y el amor de madre no entiende de condiciones y más ahora que me he enterado que es multimillonaria y acaban de darle la extremaunción"

"Mi hermana no me habla, a pesar de estar siempre muy unidas, porque no le ha sentado muy bien que me acueste con su marido y eso que ella se acuesta con el mío y con el de todas mis amigas, pero su marido no lo sabe y no seré yo la que se lo diga".

"Mi mejor amiga, a la que quiero "mazo" quiero que sepa que si liga tanto, a pesar de ser más fea que un pecado mortal, es porque es una pindingui y quiero que lo reconozca, porque yo siendo tan mona, no ligo ni haciéndolo gratis y eso no puedo soportarlo"

Historias de estas a miles, surrealistas, donde la gente confiesa sus intimidades sin una pizca de rubor y para que eso tenga su salsita y su ambiente, se necesita un publico entregado, que sea profesional y que anime al que va gratis, porque también lo hay, como son clubs de la 3ª edad, para que luego mientra juegan al parchís puedan decir "he salido en la tele", asociaciones de amas de casa, que así aprovechan para hacer una excursión a Madrid, incluso hasta despedidas de solteras (que yo las he visto y para más Inri de Cartagena, como servidora) que se ve que han pasado por allí para disimular la verdadera intención del viaje, irse a un "strip-tease" de esos a despendolarse fuera del control vecinal.

Claro que para ser profesional de esto hay que valer, por que es necesario tener una capacidad total y absoluta para no estresarse o tener un kit anti estress, después dejar tu solicitud en una agencia dedicada a la contratación de público televisivo, que te da las directrices a seguir:, "no hacer publicidad, ni siquiera en camisetas, aplaudir o abuchear, cuando te lo digan, incluso decir alguna cosa, para que te enfoquen y digas la chorrada asignada, saber estar a la altura cuando el presentador/a se siente a tu lado, saber que eres el voluntario, cuando el caso lo requiera, reír cuando haya que reír e incluso llorar y emocionarte" (que para eso te pagan).

Saber también que si eres guapo estarás en la primera fila y que si eres feo estarás castigado al fondo, que cuando salga una famoso muy famoso, como por ejemplo la Esteban, el Matamoros, el Kiko Hernández, Jorge Javier o similares, hay que decirles "guapos, tu si que vales, eres el mejor y aplaudir a rabiar" aunque te caigan como una patada en el trasero,es decir que tienes que venderte, ser un títere o un borrego (lo que prefieras) por un puñadito de euros y encima que lo sepan todos tus conocidos, que cuando no estés presente se reirán de ti, pero que cuando te encuentren y en voz baja te preguntarán aquello de ¿y tú no podrías echarme una manita para que me contraten a mi también?

¡Pero las habichuelas son las habichuelas y todos los trabajos son muy dignos, aunque se trabaje de pelota!

Hoy la patrocinadora de este Post es "Cassiopeia y su Blog A cualquiera le Sucede" ¡No olvidéis visitarlo!

7 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria