Amy Winehouse, sus excesos y "sus tetas prefabricadas", la llevan de nuevo al hospital


Amy Winehouse de nuevo en el hospital, por una caída causada por un borrachera, a voz de pronto y leído de prisa y corriendo "nada nuevo bajo el sol", pero profundizando, la cosa tienen su aquel.
Después de estar en una fiesta y beberse hasta el agua de los floreros, Ami se cayó de boca, fue tal el porrazo que se dio que ni sus mullidas prótesis mamarias pudieron amortiguar el golpe, ya que se produjo una brecha en una ceja, un fuerte golpe en la cabeza, que hizo temer tuviera una conmoción cerebral, moratones variados y costillas contusionadas, vamos que más que una caída fue una hecatombe, pero esto no fue el motivo para ir al hospital, ella le pidió a sus guardaespaldas que la llevaran a urgencias porque creía "se había roto las tetas".



Como no podía ser de otro modo, Amy montó el numerito en la clínica, corriendo en bragas y sujetador, arriba y abajo por los pasillos, que parecía que en vez de alcohol, hubiera bebido combustible de coche de carreras. Una vez las enfermeras consiguieron pararla y hacerla entrar en razones, fue ingresada en una habitación.

Pero el ingreso no fue debido, a la gravedad de las lesiones, ya que estas no necesitaban de su ingreso en la clínica, fue a petición propia.

Según su agente personal, a Amy "le encanta la clínica así que seguramente se quede unos días".

Por cierto, su ex, Blake Fielder-Civil con el que vuelve a salir, no pudo acompañarla en tan "doloroso acontecimiento" ya que tiene toque de queda, dictado por el Juez, debido a que el muchacho tiene cierta tendencia al descarrío vario.

¡Esta chica no cambiará nunca, que pena!



Patrocina este post "Dany y su Blog habladurías y más sandeces" ¡No olvides visitarlo!

3 comments

Leave a Reply

Linkwithin

Vecinos enlazados con la Porteria